Saltear al contenido principal
El Aljibe Romano

Sabido es por todos que el agua como fuente de vida ha desempeñado un papel relevante para el hombre a lo largo de la historia. Rendir culto al agua al igual que al resto de fuerzas de la naturaleza es algo intrínseco al hombre y a la necesidad de éste de sentirse protegido por una fuerza superior, el agua como fuente de vida, salvación y símbolo de fertilidad.

Desde la antigüedad distintas culturas y civilizaciones han sacralizado el agua considerándola objeto de culto y veneración. Los recursos hídricos, sobre todo en aquellas zonas en las que el agua escasea y en las que las sequias se hacen endémicas, adquieren un papel relevante hasta el punto de llegar a ser sacralizados adoptando un carácter divino.

ALJIBE NINFEO
El aljibe-ninfeo de Espejo se localiza en el Camino Viejo de Espejo a Bujalance, dentro del término municipal de Espejo, perteneciente a la Comarca del Guadajoz-Campiña Este de la provincia de Córdoba.

Su origen se remonta al 45 a. C. en lo que fue un gesto de agradecimiento por parte de los partidarios de Julio César hacia los turdetanos de la zona tras apoyar su causa durante la guerra civil contra Pompeyo.

La ubicación escogida para levantar tan singular obra de ingeniería hidráulica fue un antiguo santuario de esta población prerromana en el que rendían culto al agua y a sus propiedades medicinales. Sobre aquel santuario turdetano, los romanos construyeron un recinto ciertamente más monumental precedido de un atrio y dedicado al culta a las ninfas.

El agua está presente en los mitos de casi todas las culturas, la mayoría de las veces como factor purificante pero también con un alto contenido curativo y protector.

Grandes sillares de calcarenita (opus quadratum) moldean tan singular edificio de inmejorable factura, se trata de una pequeña estructura realizada en sillería, de 2,30 m. x 3,58 m. x 4,20 m. y cubierta con bóveda de cañón. Los sillares fueron traídos, posiblemente, desde las canteras de la cercana Ategua, algunos de los cuales presentas marcas de cantero propias de las legiones cesarianas.

Este aljibe-cayó en desuso a partir del siglo III d.C. para retomar otra vez su uso en época musulmana. Fue en este momento cuando se modificaron los dos óculos originales que se abrían en la bóveda para desde ellos disponer de un sistema de polea simple para extraer el agua desde el interior más fácilmente.

Ya en época moderna, los lugareños fueron más proclives a usar la fuente para la obtención del agua en lugar de hacer uso del propio aljibe.

Galería de fotos
Volver arriba